Microfiltración

  • PRFV
  • PVC

La microfiltración es una tecnología muy eficiente para la separación de sólidos y recuperación de productos en todo tipo de líquidos. La microfiltración tiene un grado de retención más pequeño que un filtro convencional; los cartuchos usados para la microfiltración tienen un tamaño de poro de 0.1–20 µm. Por tener una porosidad tan pequeña, estos filtros tienen la ventaja adicional de retener bacterias y virus. A pesar de que los virus son más pequeños que los poros de la membrana de microfiltración, la retención es posible dado que éstos se acoplan a las bacterias.

 

La microfiltración puede ser aplicada a muchos tipos diferentes de tratamientos de agua cuando se necesita retirar de un líquido las partículas de un diámetro superior a 0.1 mm.

 

Algunos ejemplos de aplicaciones:

 

  • Pre-tratamiento del agua para ósmosis inversa.
  • Pre-tratamiento a la esterilización ultravioleta.
  • Separación de emulsiones de agua y aceite.
  • Esterilización por frío de bebidas y productos farmacéuticos.
  • Clarificación de zumos de frutas, vinos y cerveza.
  • Tratamiento de efluentes.
  • Separación sólido-líquido para farmacias e industrias alimentarias.

 

En proyectos de agua potable, la microfiltración es utilizada principalmente como pretratamiento a un proceso más fino, por ejemplo, la ósmosis inversa. Se puede también utilizar sólo en la potabilización de agua de superficie.

 

En proyectos de aguas residuales, la microfiltración se puede emplear como sustituta de un clarificador secundario como en los reactores biológicos de membranas. Puede tener la misma función en el tratamiento de aguas jabonosas para separar los sólidos suspendidos del agua antes de seguir en el proceso.

 

Ventajas de la microfiltración

 

  • Proceso eficiente.
  • Grado de filtración pequeño.
  • Remoción de turbidez.
  • Sin mantenimiento (excepto cartuchos).

 

Portacartuchos

 

La microfiltración a través de cartuchos porosos necesita de una carcasa que los albergue. El porta cartuchos está dividido en dos zonas puenteadas por los propios cartuchos filtrantes; la zona de agua antes de ser filtrada y la zona de agua filtrada. Los cartuchos deben mantenerse estancos en sus extremos con la ayuda de juntas especiales.

 

LAMA fabrica porta cartuchos en PVC y poliamida reforzada con fibra de vidrio. Dentro de cada familia existen modelos de mayor o menor envergadura para cubrir las necesidades de cualquier instalación.