PROGRAMADORES: CEREBROS DE LOS SISTEMAS DE FILTRACIÓN

Rotativos-LAMA-RIO8

PROGRAMADORES: CEREBROS DE LOS SISTEMAS DE FILTRACIÓN

 

Actualmente, debido a la modernización y automatización, es cada vez menos frecuente encontrar sistemas de filtración que no se limpian automáticamente. Esta automatización consigue definir exactamente el momento en el que debe procederse a la limpieza de los filtros en función del caudal que están tratando y de la carga de sólidos que presentan en cada intervalo de tiempo.

Dentro de este proceso de limpieza y control juegan un papel fundamental los programadores cuyo contenido principal es organizar y procesar la información de todos los elementos que componen los sistemas de filtración. Es decir, son “el cerebro” de los equipos de filtración.

Un programador de limpieza es el dispositivo electrónico encargado de dar las directrices de limpieza de un sistema de filtrado.

El programador recibe entradas –inputs– del sistema y los analiza emitiendo órdenes –outputs– en función de las situaciones que previamente hemos indicado o programado al dispositivo.

Las entradas al programador, en sistemas de filtración, más habituales proceden de:

  • Contadores de agua: tanto electromagnéticos como de emisores de pulsos.
  • Presostato diferencial: mide la pérdida de carga en el sistema de filtrado entre la entrada y salida. Envía lecturas cada cierto tiempo al programador.
  • Transductores de presión: mismo concepto anterior, pero con lecturas continuas y mayor precisión.

Las salidas del programador, en sistemas de filtración, más usuales serían para:

  • Válvulas hidráulicas: administradoras para sectorizar la instalación y dirigir los flujos de agua en el sentido correspondiente en cada momento a la situación de filtrado o limpieza. Se actúan mediante solenoides que son pequeñas electroválvulas que reciben una señal eléctrica y la transforman en comando hidráulico para maniobrar las válvulas.
  • Actuadores neumáticos o eléctricos para maniobra sobre válvulas reguladoras.
  • Válvulas reguladoras de presión: las sostenedoras y las reguladoras de presión detrás del cabezal de filtrado para conseguir, siempre que el sistema lo permita, la presión mínima requerida para el lavado.
  • Otras señales para arranque y parada de bombas, soplantes, compresores….

 

Este cerebro del sistema de filtración puede trabajar independientemente, reportando información a un programador general que maneja otros elementos de la planta (bombas, sistemas dosificación, sistemas desinfección, etc..) o recibiendo órdenes de un programador central. Cuando trabajan en conjunto debemos asegurarnos de que usan y se adaptan al mismo lenguaje de programación.

 

Características a considerar a la hora de elegir un programador:

  • Número de filtros que componen el equipo.
  • Disponibilidad de energía eléctrica en el lugar de la instalación.
  • Señales o elementos que tengo que recibir y emitir.
  • Prever posibles ampliaciones futuras del sistema filtración.
  • Relación con el resto de los automatismos de la instalación general.

 

En Lama, somos perfectamente conscientes de la enorme importancia de estos dispositivos dentro de los componentes de los sistemas de filtración. Por ello, nuestro departamento de ingeniería diseña nuestros propios programadores, asegurándonos así el control correcto sobre el cabezal.

Nuestros programadores se adaptan a cualquier tipo de filtro del mercado, siendo configurables para cada sistema.

Como programador para sistemas de más de un filtro o filtro único, fabricamos el RIO 8, un modelo sencillo, intuitivo y fácil de usar que dispone de un mando para seleccionar la función de limpieza en relación con el tipo de cabezal empleado. Este programador tiene 8 salidas, ampliable a 16. RIO 8 opera con sensores de presión. El controlador está disponible en español, inglés y francés. Además, tiene la posibilidad de incorporar una pantalla táctil en el propio dispositivo.

Para la limpieza de los filtros automáticos de malla con limpieza hidráulica se emplea el Mini´S, programador de una única salida con capacidad de operar la limpieza automáticamente, al margen de la presión de limpieza existente. La duración de la limpieza se optimiza según el valor de la presión disponible para está. Mini’S opera con presostato diferencial.

Los programadores LAMA salen de fábrica con una serie de especificaciones establecidas por nuestros técnicos adecuadas al correcto funcionamiento de nuestros sistemas de filtración.

En LAMA, nos adaptamos a cualquier requerimiento de programación y automatización para cumplir los requisitos y especificaciones que puedan presentar los proyectos de nuestros clientes.